ESCLAVITUD DE LA SANTA VERA CRUZ Y VIRGEN DE LOS DOLORES

 Antes de la guerra civil (1920-1936)[1].

                   Como ya hemos apuntado anteriormente, hay un vacío escrito desde 1790 hasta 1920, que es la fecha donde ya volvemos a contar con documentación escrita.

            Se corresponde con la primera acta fechada (el 28 de marzo) en 1920. En ella se habla de los inicios de la hermandad y de las distintas bulas concedidas por los papas nombrados anteriormente. En esas fechas, estaba compuesta la hermandad por sesenta y nueve hermanos; poseía el paso de Jesús atado en la columna, tallado en madera y de tamaño natural.

            En 1925 se encarga el paso de la Oración en el Huerto, compuesto por Jesús Orando y un Ángel con el cáliz, imitación de Salcillo realizado por la casa Bellido de Valencia.

            En 1928 el cura da permiso a la hermandad para arreglar la ermita de Santa Ana debido a que estaba en ruinas.

            Hasta 1928 se procesionaba sólo el Jueves Santo, es a partir de 1929 y coincidiendo con la compra de la Virgen de los Dolores, cuando se pasó a procesionar también el Viernes Santo, llevando como insignia la Santa Vera Cruz.

           En este año, se produjo la unión de la Santa Vera Cruz con la Confraternidad de la Virgen de los Dolores, cuando la hermandad adquiere la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, fecha que coincide con la desaparición del cuadro que veneraban de la Virgen en la iglesia de Madre de Dios.

           Entramos en la época del período revolucionario, “el 18 de julio de 1936 que en estos días de adiós a la iglesia, a las instituciones y a todo lo que significaba espiritualidad, tradición, orden, justicia, los corifeos del sectarismo y de la barbarie quemaron las imágenes de esta Cofradía con las que hacia sus procesiones en Semana Santa, estaban depositadas y guardadas en la ermita de Santa Ana de donde fueron violentamente sacadas y arrojadas a la hoguera.

            Estas eran la imagen de la Oración en el Huerto, grupo escultórico de imitación en Salcillo, de Jesús Orando y el Ángel, tamaño natural en talla; la Dolorosa en talla. Estas dos imágenes la adquirió la Cofradía hace cuatro año.

          Fue también pasto de las llamas la imagen de Jesús Azotado en la Columna, perteneciente a la Cofradía desde sus remotos orígenes. Igual suerte corrieron las andas de estas imágenes, la cera y demás utensilios de la Cofradía.

        Los cofrades deshicieron, la mayor parte de ellos, sus túnicas pasionarias, color en carenado, más faroles e insignias por temor a inspecciones y registros de los rojos a incurrir en sus celebraciones y cortejos.

            Desecha, derruida quedo la Cofradía en este periodo de guerra, de adiós, de ateísmo, desánimo y crueldad.

         "Al amanecer al luminoso día de la celebración se encontraban en escombros y ruinas. Confiamos en que la fe católica alumbrara de nuevo y se levantaran vigorosas las tradiciones cristianas”[2].     

 

Después de la guerra civil hasta la actualidad (1939-2013).

            A partir del 29 de marzo de 1939 se volvió a recomponer o reorganizar la hermandad. Desde entonces hasta la actualidad la Esclavitud de la Santa Vera Cruz y María Santísima de los Dolores ha ido evolucionando en su andadura hasta llegar a nuestros días.

            Es a través de los libros de actas y de cuentas, donde podemos conocer más a fondo los últimos setenta y cinco años de la hermandad y así adquirir el título completo de la hermandad que es “Muy Antigua, Fervorosa y Venerable Archicofradía de la Esclavitud de la Santa Vera Cruz, Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto, Santísimo Cristo de la Misericordia y  Nuestra Señora de la Piedad, Santa Ana, San Cristóbal, Cristo de la Buena Muerte, Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y María Santísima de los Dolores”.

            Poco a poco y a través de los últimos años, es cuando se han venido realizando las reformas y compras de los pasos tal cual hoy salen a nuestras calles en los días de Semana Santa.

            A continuación, pasamos a detallarles la actualidad de la Semana Santa de nuestra hermandad, que realiza Estación de Penitencia el Jueves Santo, el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección.

           

               La procesión del Jueves Santo es conocida como la Procesión del Prendimiento:

            La Oración en el Huerto, cuyo paso está compuesto por Jesús Orando y un Ángel con el cáliz en el huerto de los olivos, imágenes realizadas por el escultor Pio Moller en 1945.

             El Beso de Judas, que está compuesto por cinco figuras que representan el momento en que Judas besa a Jesús mientras un romano lo apresa. Aparece la figura de San Pedro que quiere defender a su maestro, saca una espada y le corta la oreja a Malco, que era criado del pontífice. Este paso procesionó por primera vez en 1957 y los escultores fueron Germán Romero Sánchez y Miguel Sánchez de la localidad de Daimiel (Ciudad Real).

 

            La Virgen de los Dolores, es la imagen mariana más venerada por todos los hermanos. Data de 1967 y fue realizada por Manuel Sequella de Olot (Gerona). A partir de 2005 esta imagen procesiona con paso de palio donada por los hermanos de la hermandad.

             La peculiaridad de este día es que los pasos llegan procesionando a la Plaza Mayor donde allí aguardan la llegada de la Compañía Romana que “prende” al Señor una vez que Judas le besa. Es la representación de uno de los momentos más conocidos en la vida de Jesús, ya que esta traición le llevará a la pasión, muerte y posterior resurrección y se hace presente a pie de calle.

             El Viernes Santo, a primera hora se hace un acompañamiento a la Compañía Romana en la procesión de Jesús Caído y la Verónica, conocida como la Procesión “del Sermón Camino a la cruz".

            Ya al atardecer del Viernes Santo, en la procesión del Santo Entierro la hermandad procesiona los siguientes pasos:

            El Calvario, en este paso aparece el Cristo de la Vera Cruz o Cristo de la Buena Muerte, obra escultórica de 1984 y va acompañado por la Virgen de los Dolores y dos cruces a ambos lados.

 Entre 1980 y 1983, este paso, lo componía un Cristo Crucificado, que prestaban los Padres Dominicos e iba acompañado de tres vírgenes, la Virgen de la O que tiene el manto negro y corona de espinas en la mano, (cedida por la parroquia de Madre de Dios), la Virgen de los Dolores, imagen del manto azul, (perteneciente a la cofradía) y la antigua Virgen de los Dolores a los pies de la cruz (propiedad de la cofradía). El paso iba acompañado además por dos cruces.

              El Cristo de la Misericordia y la Virgen de la Piedad, donde aparece la imagen del cuerpo muerto de Jesús en brazos de su madre, esta imagen es titular de la hermandad desde 1952, cuando el cura-párroco D. Pedro Carmona, la dona y actualmente se puede admirar en la Parroquia de San Bartolomé durante todo el año.

 

            La Santa Cruz, este paso se compone de una cruz con el sudario, una escalera y corona de espinas sobre el monte calvario, a cuyos pies se puede apreciar la calavera y tibias cruzadas.

             A partir de 1975 la Esclavitud de la Santa Vera Cruz y Virgen de los Dolores, procesiona también el Domingo de Resurrección con los pasos de Jesús Resucitado y Nuestra Señora de los Dolores.

            Jesús Resucitado, es una imagen relativamente reciente, del año 2007, realizada por el escultor jienense José Miguel Tirao. En el 2012 se le incorporó a este paso, la imagen representativa del romano que estaba haciendo guardia y fue la primera persona en ver la impresionante imagen de Jesús Resucitado, de ahí su expresión de asombro y cuerpo semi-tumbado, debido a la impresión del momento.

 La anterior imagen de Jesús Resucitado, obra escultórica en 1975, se encuentra actualmente en la Sala de Juntas de la Hermandad.

             La plaza Mayor de nuestro pueblo se convierte de nuevo en escenario de excepción para presenciar el encuentro entre el Señor Resucitado y su Madre, María Santísima de los Dolores, madre e hijo. Finalizando dicho encuentro con la suelta de palomas, globos y una sonora traca; culminado con una hermosa procesión por las calles de Almagro y que pone fin a una semana de devoción cristiana que anualmente sale a la calle.

            Acompañando a los pasos, destacar la presencia de 125-150 nazarenos con el hábito de la Archicofradía de la Esclavitud de la Santa Vera Cruz, tendrá que estar compuesta por túnica de color grana; de color blanco será el cinturón, el escapulario y el capillo, que a su vez tendrá una cruz de mismo color; asimismo y se complementará con zapatos negros con calcetines y guantes blancos.

            Solo algunos nazarenos llevan capa en nuestras salidas procesionales y estos son:

  • Para el presidente de la Hermandad, le corresponde la Capa de tela de raso y de color blanca con la cruz en color grana y situada en el lado izquierdo a la altura del corazón.
  • Para el Hermano Mayor, le corresponde la Capa de tela de raso y de color azul pavo con la cruz en el lado izquierdo a la altura del corazón en blanco.
  • Para el jefe de estandartes, le corresponde la Capa color grana de raso con cruz en el lado izquierdo a la altura del corazón en blanco.


[1]Francisco Miguel Rodríguez y Manoli Gascón (2013): “Origen e Historia de la Cofradía de la Santa Vera Cruz de Almagro”. Registro general de la propiedad intelectual 00/2014/ 168, Almagro. Págs. 14-21.

[2] Página 43, del libro de actas de la hermandad entre 1920 y 1954.