CONFRATERNIDAD DE LA VIRGEN DE LOS DOLORES

                   La confraternidad de Nuestra Señora de los Dolores de Almagro[1], se fundó el 22 de mayo de 1710 y aprobadas por Real Consejo de las Órdenes en Real Cédula en Madrid a 19 de Febrero de 1711, los primeros miembros fundadores de esta confraternidad fueron Jerónimo Gueral y Julián Derrañera Contreras.

            Posteriormente el 10 de noviembre de 1714, el Papa Clemente XI (1700-1721), le concedió una bula de indulgencia a la confraternidad que dice:

PARA QUE CONSTE EN EL FUTURO:      

 

          Con paternales y cariñosos  saludos  otorgamos y honramos a esos lugares sagrados con los beneficios espirituales de las indulgencias. Por lo tanto las almas de los fieles difuntos, por la misericordia de nuestro Señor Jesucristo y por los sufragios y méritos de sus santos, serán  redimidos de las penas del Purgatorio y por la misericordia de Dios conducidos a la eterna salvación.

 A quienes voluntariamente, en la Capilla que bajo el título Madre de Dios hay en la Ciudad de Almagro de la Diócesis de Toledo y en el nominado Altar de la Confraternidad de Nuestra Señora de los Dolores que hay en la misma, semejante al mínimo privilegio sobre penas previamente concedido otorgamos este Especial para resaltar la Omnipotente misericordia de Dios de los Beatos Apóstoles Pedro y Pablo, quienes debidamente confesados y siempre que un Sacerdote Secular o Regular celebre una Mis a en este mismo altar, en el día de la Conmemoración de los difuntos y en cualquier otro día dentro de la octava y en el día segundo de cualquier semana, que el alma (de cualquier hermano (cofrade) o hermana (cofrade) de la Confraternidad indicada indicada) unida a la misericordia de Dios pase a la luz eterna. El alma conseguirá la indulgencia por del “tesoro (espiritual)” y los sufragios de la Iglesia.

          Así pues por el mismo Nuestro Señor Jesucristo y la Beatísima Virgen María y por los méritos de todos los Santos les  concedemos y liberamos de las penas del Purgatorio. En todo lo anterior no se ha encontrado ningún impedimento (Nihil Obstat). (Frase incomprensible para mí  “¿ntibus  sr años. (Podría m ser= en el año séptimo del pontificado?)  Fechado en Roma, junto a Santa María la Mayor, bajo el Anillo del pescador el día 10 de Noviembre de 1.714[2].-

 

          Esta confraternidad veneraba un cuadro con la imagen de Nuestra Señora al pie de la Cruz, teniendo en su regazo el Cuerpo difunto de su divino hijo, cuyo marco estaba bordeado con unas sacras de plata de cincuenta y dos Onzas y siete adarmes y recubierto con un cristal, estaba situada en su capilla en el coro de la Iglesia de Madre de Dios.

            Los esclavos se reunían en junta general ordinaria en la Sacristía de la Iglesia en que se halla establecida la Cofradía, bajo la presidencia del Señor protector que podría convocar juntas extraordinarias cuando quisiese o cuando quisiera la mayoría de los esclavos, normalmente se celebraba esta junta ordinaria el Viernes sexto de cuaresma o Viernes de Dolores, en la cual deberían de elegir los cuatro mayordomos para el próximo año, el año para esta confraternización comenzaba el sábado sexto de cuaresmo o el día siguiente del Viernes de Dolores.

             Entre los cargos más importantes de la Confraternidad eran los mayordomos (cuatro hombres) que tenían la función de cuidado y gobierno de la misma. El secretario que tenía una temporalidad infinita, mientras que siguiera siendo hermano de la cofradía. El muñidor que era el criado de la cofradía y se encargaba de avisar a los hermanos las fiestas, entierros y otros ejercicios a que deben concurrir, cobraba 20 reales anuales por su servicio. 

            Las fiestas que la cofradía ha de dedicar anualmente a honor y reverencia de la Santísima Virgen de los Dolores. Se celebraba una misa diaria desde el jueves quinto hasta el viernes sexto ambos inclusive de la cuaresma de cada año. El viernes de Dolores era la función principal y se exponía todo el día el Santísimo.

            El sábado sexto de cuaresma se realizaba la vigilia de difuntos en sufragio de las ánimas de los hermanos y esclavas que fueron de esta cofradía y pasaron a mejor vida. Para la expresada función se había de aumentar hasta cincuenta, al menos, el número de velas de cera blanca para alumbrar el altar.

            En el altar deberán de encenderse treinta y tres velas de cera blanca de abejas y el resto de los días continuamente debía de tener encendidas dos velas en el referido altar.

            Las otras festividades de la confraternidad de la Virgen de los Dolores fueron el día de Pentecostés, el día de Nuestra Señora de las Nieves, el cinco de agosto; Arcángel de San Miguel, el veinte y nueve de septiembre; y el de Nuestra Señora de la Ó, el dieciocho de Diciembre. 

            El número de hermanos que podían pertenecer a esta hermandad son treinta y tres hermanos (solo podían ser hombres) y siete esclavas (solo podían ser mujeres). En el caso de las esclavas, cuando una fallecía podía sucederla su hija o nieta; a no ser que no cumpliera sus quehaceres diarios.

            Las labores que tenían los hermanos de esta confraternidad, eran cubrir los puestos de secretario y mayordomía que no era un puesto fijo, quien quisiera podía serlo y de no ser así se sorteaba.

            Las labores de las siete esclavas de esta confraternidad se repartían entre ellas todos los días del año (cada esclava tenía 52 días) y su labor era de encender y que no se apagase ninguna lámpara (eran dos) del altar del coro de Madre de Dios, donde se veneraba la imagen de la Virgen de los Dolores.

            La última acta de la Confraternidad de la Virgen de los Dolores data del 23 de abril de 1893.



[1] Francisco Miguel Rodríguez y Manoli Gascón (2013): “Origen e Historia de la Cofradía de la Santa Vera Cruz de Almagro”. Registro general de la propiedad intelectual 00/2014/ 168, Almagro. Págs. 11-13.

[2] Traducción realizada por Juan de la Torre Fabre en Sevilla en el año 2012.