EFEMÉRIDES

 

Los primeros datos que tenemos de la archicofradía de la Esclavitud de la Santa Vera-Cruz datan del año 1632, en un libro escrito en castellano antiguo, que va desde la fecha anterior al año 1700, que posee esta hermandad. No se conocen más datos de esta hermandad hasta el año 1920, en donde el párroco y presidente de la hermandad D. Desiderio Hervás Asensio y D. Manuel Arroyo Priego como el presidente de hecho. Por estas fechas la hermandad se componía unos 69 hermanos y poseía el paso de Jesús atado en la columna y la Virgen de los Dolores, ambas en tamaño natural y tallado en madera.

 

En 1925 se encarga el paso de la Oración en el Huerto, compuesto por las imágenes de con Jesús Orando y un Ángel con el cáliz, hecho en talla de madera y en tamaño natural, siendo una imitación de Salzillo, hecho por la casa Bellido de Valencia.

 

En el 1928 el cura párroco da permiso a esta hermandad para arreglar la ermita de Santa Ana que se encuentra en ruinas y poder encerrar en esta ermita los pasos que esta hermandad poseía. En 1931 se funda una hermandad de señoras de la Virgen de los Dolores. Durante la guerra civil, son quemados todos los pasos y enseres que tenía la hermandad.

 

En 1939 se vuelve a recomponer la hermandad de la Esclavitud de la Santa Vera-Cruz, ya que durante la guerra había desaparecido. En 1942 acuerda la hermandad encargar el paso de la Oración en el Huerto al escultor Pío Moller y una imagen de la Virgen de los Dolores al señor Chaves Marta de Olot (Gerona).

 

En 1952 el Párroco D. Pedro Carmona Martín dona a la Hermandad la imagen de la Virgen de La Piedad,  que actualmente se encuentra en la Iglesia de San Bartolomé.

 

En 1955 se hacen las gestiones para traer una imagen de Santa Ana. En este mismo año se cambia la imagen del sello de la Hermandad por el que tenemos actualmente.

 

En 1957 la Junta Directiva presenta a los hermanos el nuevo paso de El Beso de Judas para que procesione en la Semana Santa de ese mismo año. Este paso fue realizado por los escultores D. Germán Romero Sánchez y D. Miguel Sánchez Miguel, vecinos de la localidad de Daimiel (Ciudad Real).

 

En 1963 la Junta General acuerda adquirir la nueva imagen de la Virgen de los Dolores. En 1964 se aprueba en la Junta General encargar al escultor D. Germán Romero Sánchez, vecino de Daimiel, la nueva imagen de la Virgen de los Dolores, debido a que la anterior no gustó. En 1965 se sacan las primeras túnicas de terciopelo y se presenta la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores encargada al escultor daimieleño para procesionar en la Semana Santa de este año.

 

En 1966 el Presidente de la Hermandad presenta a la Junta Directiva otra imagen de Ntra. Sra. De los Dolores hecha por el escultor D. Luis López Condes, vecino de Almagro para procesionar en la Semana Santa de este año. En 1967 se acuerda en la Junta General adquirir otra imagen de Ntra. Sra. de los Dolores, encargada al imaginero D. Manuel Sequella vecino de Olot (Gerona), ya que las anteriores dos imágenes no llenaban las aspiraciones del público en general.

 

En 1975 se acuerda en la Junta General, propone traer el paso de El Resucitado.

 

En 1979 se acuerda en la Junta General formar una banda de cornetas y tambores para la semana santa del siguiente año.

 

En 1980 se restaura el techo de la ermita de Santa Ana, poniendo unas tiseras y aglomerado encima, y en el altar mayor,  se realiza una hornacina de arco de medio punto de ladrillo antiguo.

 

En este mismo año, se saca un nuevo paso procesional llamado El Calvario en el que el Cristo era prestado por los Padres Dominicos, y la Virgen, también prestada por la parroquia de Madre de Dios, ambos acompañados por dos cruces. Este mismo año se presenta el nuevo manto de la Virgen de los Dolores confeccionado en un convento de Jaén. Además se compra la imagen de San Cristóbal.

 

En 1982 se empieza a construir la carroza para el paso de Ntra. Sra. de los Dolores, siendo donada la madera por D. Antonio Cañizares Toribio.

 

En 1984 se compra el “Cristo de la Buena Muerte” en la casa de ornamentos religiosos de Socuéllamos (Ciudad Real), debido a que el Cristo de los padres dominicos  se encontraba en muy mal estado. En este año se empiezan las obras de Santa Ana para arreglar paredes, suelo y tejado, que se encontraban en muy mal estado.

 

En 1985, no habiéndose acabado las obras de la ermita, se abrió una puerta de dos hojas, en la parte trasera.

 

En 1988 aparece el “Libro Antiguo de la Hermandad”, quedando en custodia del mismo el presidente de la hermandad.

 

En la Semana Santa de 1992, se estrena el estandarte que tenemos actualmente.

 

En 1993, se estrena la corona de Ntra. Sra. de los Dolores, realizada por el joyero D. Francisco Romero de Córdoba.

 

En 1996 se compra el solar que se encuentra enfrente de la ermita de Santa Ana, propiedad de D. Ricardo Ramírez Pedrero.

 

En 1998, con el permiso del Cura-Párroco D. Isidro Martín Consuegra, se descuelga la campana de Santa Ana, colocada en el campanario de la Iglesia de San Bartolomé el Real después de la guerra, para ser colgada en su ermita. Para ello habrá que hacer una nueva espadaña, ya que la original fue destruida en guerra. También se acuerda hacer el artesonado de la ermita y la espadaña nueva, para colocar la campana. Durante estas obras se descubre una hornacina, situada frente a la puerta principal.

 

Desde el año 1998 al 2002, se realiza la obra de la Casa Hermandad por hermanos de la misma.

 

En la Semana Santa del 2003, entre las mujeres de los directivos le regalan una diadema a la Virgen María junto al calvario. Se le encargan a la orfebrería de Orovio de Torralba dos varas, una dorada para el presidente y otra de plata para el hermano mayor y cuatro varas de mando más, plateadas por los extremos y de madera por el centro.

 

En el 2004 se encarga el paso de palio para la Virgen de los Dolores en la Orfebrería Orovio de Torralba de Calatrava (Ciudad Real). En la Semana Santa de 2005 procesiona la Virgen de los Dolores con su nuevo paso de palio. En marzo se hacen las escrituras de la Casa Hermandad.

 

En el 2006 se encarga un nuevo Resucitado, al taller del escultor José Miguel Tirao en el pueblo de Torredonjimeno (Jaén). Se empieza arreglar el paso de la cruz por encontrarse muy deteriorado y se le encarga a la orfebrería los nuevos faroles de los nazarenos.

 

En el 2007 procesionará por primera vez en nuestra Semana Santa el nuevo Resucitado, el nuevo Paso de la Cruz con un Vía Crucis de marmolina y los nuevos faroles de los nazarenos. Carmelo Vargas le pintó una “gloria” al nuevo palio de nuestra Señora de los Dolores y se estrena este año la Cruz Guía. Este mismo año también se restaura la fachada de la ermita, la puerta trasera de la misma y se remodela el coro.

 

En el año 2010, se terminan la fachada y la puerta de la Casa Hermandad, se coloca el marco del escudo y el baldosín identificativo.

 

En el año 2011, se recuperó un libro escrito en castellano antiguo de la Hermandad de la Virgen de los Dolores. La creación de esta hermandad, mediante  Bula Papal de Clemente XI, fue el día 10 de Noviembre de 1714. Este libro está en el archivo de la iglesia parroquial de San Bartolomé del Real.

 

       En el año 2012, la hermandad realizó por primera vez un Vía Crucis al Cristo de la Oración del Huerto. También en la Semana Santa de este mismo año procesionará por primera vez un romano, que acompaña el paso del Resucitado realizado por el escultor José Miguel Tirao en el pueblo de Torredonjimeno (Jaén).

 

         En el año 2013, se realiza el retablo de la ermita de Santa Ana, junto con una nueva hornacina.